Scarlet’s Blog


scarlettEl baile ha sido parte de mi vida desde los 15 años.

Nacido y criado en México, tengo que agradecer a mis padres por su visión y estímulo. Mi padre tiene una compañía de baile de salsa y tuve la suerte de ser parte de ella. A los 16 años me convertí en instructora de baile. Mi padre sabía que era algo natural para mí y me ayudó a tener éxito. Mis padres me ayudaron con ofreciendo clases de danza profesional, su tiempo y energía.

Cuando bailo siento una fuerza que me toma y me permite expresarme. Hay energía y emoción. Siento belleza y gracia, pero me divierto mucho y eso es lo que se trata.

¡Por eso bailo! ¡Todo el mundo debería probar Salsa!


La Comunidad de Salsa en el Extranjero


CollageVivir en un país extranjero puede ser muy solitario. Pero lo que hace que más fácil vivir en el extranjero es encontrar y formar parte de una comunidad inclusiva. La danza latina ha sido muy popular a nivel internacional, especialmente entre los estudiantes. En mi caso, asistí por primera vez a una clase de salsa cuando estaba en el extranjero, en México, que sin ninguna sorpresa contaba con una gran comunidad, pero lo que sí me sorprendió fue que la comunidad estaba formada por estudiantes, principalmente, estudiantes internacionales.

Esto no me pareció tan extraño siendo un país latinoamericano, pero, años después, hice un intercambio en Italia, sin saber de la existencia de una comunidad de baile de salsa hasta que seguí a mi vecino a uno de los eventos organizados por una asociación de estudiantes internacionales. Las clases más agotadas entre la comunidad estudiantil eran las clases de salsa. ¡Incluso había una lista de espera para registrarse! No pensé que la salsa o el baile latino, en general, suscitarían un interés tan intenso para la gente al otro lado del Atlántico, pero me equivocaba.

Al principio, todo el mundo se siente intimidado para aprender a bailar algo nuevo, sobre todo ante una gran audiencia de desconocidos, aunque yo ya había tomado una o dos clases antes. También me asustaba unirme, no sólo por encontrar personas quizás más expertas que yo, sino también por no sentirme incluida en el grupo. Afortunadamente, éste no fue el caso, y unirme a una clase de salsa y a los eventos en el extranjero no sólo me abrió a conocer gente nueva, sino que me permitió probar algo divertido y desafiante. A través de esa comunidad, encontré un sentido de inclusión y unidad.


scarlett

 

Scarlett

El baile ha sido parte de mi vida desde los 15 años. Nacido y criado en México, tengo que agradecer a mis padres por su visión y estímulo. Mi padre tiene una compañía de baile de salsa y tuve la suerte de ser parte de ella. A los 16 años me convertí en instructora de […]


Contáctanos

Por favor llena los campos para que podamos comunicarnos contigo.

Not readable? Change text.